martes, 16 de febrero de 2010

EL CULTIVO DE LA CALABACITA
La calabacita italiana se considera la de mayor importancia en volumen y preferencia del mercado consumidor. Su forma es cilíndrica de color verde oscuro. Los tamaños ideales de corte son de 14 - 25 cm. de largo, la madurez relativa es de 40 - 45 días a corte.
REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS
El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta es fundamental para el funcionamiento adecuado del cultivo, ya que todos se encuentran estrechamente relacionados y la actuación de uno de estos incide sobre el resto.
SIEMBRA
Siembra directa ya que es una planta muy frágil si se realiza en plántulas.
Densidad de siembra: 4 a 6 Kg/ha
Distancia entre surcos: 92 a 100 cm
Distancia entre plantas: 45 a 100 cm a hilera sencilla.
En calabacín suele realizarse la siembra directa en el suelo o en la capa de arena, a razón de 2-3 semillas por golpe, que se sembrarán juntas al objeto de que al emerger rompan la costra del suelo con mayor facilidad, cubriéndolas con 3-4 cm de tierra o arena, según corresponda. La duración de la nacencia en tierra es de 5 a 8 días y en terreno enarenado oscila entre 2 y 3 días.
FERTILIZACIÓN
Nitrógeno (N). En la plantación debe recibir 35-70 Kg/ha aplicados en banda, se coloca unos centímetros de lado y abajo del sitio donde se colocará la semilla. Cuando se desarrollen las guías, se fertilizará a los lados de los surcos con dosis de 70 Kg/ha hasta completar 115-160 Kg/ha. Fósforo (P2O5). 135-200 Kg/ha colocados en bandas gemelas a 15 cm debajo de la semilla durante la época de plantación. Potasio (K2O). 110-220 Kg/ha al voleo e incorporado al suelo.
RECOLECCIÓN
La recolección se realiza de forma manual, siendo conveniente el uso de tijeras para cortar los frutos, dejándoles una longitud del pedúnculo de 1-2 cm.
Los calabacines se consumen en diversos estados de madurez fisiológica pero se les define como frutos inmaduros dentro de la amplia familia de las Cucurbitáceas. Dependiendo del cultivar y de la temperatura, el período de floración a cosecha puede ser de 45 a 65 días. Los frutos se pueden cosechar en el tamaño deseado (15-18 cm) aun en estados muy inmaduros (peso aproximado por fruto de 200-250 g), antes de que las semillas empiecen a crecer y a endurecerse. La cáscara blanda y delgada y el brillo externo son también indicadores de una condición premadura. El fruto completo es comestible ya sea crudo o cocinado, sin la eliminación de las semillas ni del tejido de la cavidad que las aloja. Los frutos jóvenes y pequeños son más tiernos y tienen por lo general un sabor ligeramente dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada